Cómo elegir barreras de acceso vehicular

Sin comentarios agosto 20, 2018

Una de las partes principales que tenemos que pensar cuando realizamos cuando pensamos en un proyecto de gestión de estacionamiento es  cómo limitar o facilitar el acceso de vehículos o peatones a nuestras instalaciones. Por eso tenemos que saber cómo elegir barreras de acceso vehicular para nuestro estacionamiento.

Para qué sirve una barrera de acceso vehicular

Como dije anteriormente, este tipo de barrera de acceso facilita y permite, a la vez que limita, el acceso de vehículos a nuestro lugar de estacionamiento. Por eso, teniendo en cuenta las características de la zona vamos a determinar su función exacta.

Por ello, antes de la instalación del control de acceso vehicular vamos a realizar un estudio sobre cómo implementarlo de manera eficaz y que su funcionalidad sea eficiente.

cómo elegir barreras de acceso vehicular

Cómo elegir barreras de acceso vehicular

Una vez conozcamos las características de nuestro recinto podremos determinar cuál será nuestro sistema de seguridad idóneo.

Sistemas de control de acceso

Dependiendo el flujo de tráfico que esperemos dentro de nuestro recinto podremos elegir dos tipos de barrera:

  • Barreras manuales: Con este tipo de barrera podemos controlar zonas con poco tráfico o que no tienen mucho movimiento a lo largo del día. Normalmente este tipo de acceso de seguridad es utilizado en parkings privados o particulares, de modo que al mismo tiempo se tiene un control más exhaustivo del recinto.
  • Barreras automáticas: Cuando el tráfico necesita ser más fluido y cómodo para nuestros usuarios, necesitamos un sistema automático que permita tener un control de acceso vehicular con una velocidad óptima.

Tipos de barrera vehiculares

Una vez sepamos qué sistema vamos a implementar, si automático o manual. Tenemos que elegir las características de nuestra barrera:

  • Barreras de corto alcance: Utilizadas principalmente para espacios abiertos, debido a la longitud del brazo. Su brazo sube recto y es necesario tener una altura considerable para evitar accidentes.
  • Barreras con brazo articulado: Cuando no podemos instalar una barrera de corto alcance para el control de nuestro estacionamiento. Podemos recurrir a una barrera de brazo articulado, ya que su división permite que sea instalada en espacios cerrados.
  • Barreras con cerca metálica: Cuando queremos evitar el acceso tanto de vehículos como de peatones a nuestro recinto, la barrera que más protección nos ofrece es este tipo específico de barrera de acceso vehicular.  Puede integrarse con sistemas de identificación de vehículos o persona para así tener un control de seguridad mayor.

 

A medida que trabajamos en la gestión de estacionamientos tenemos que tener claras las diferentes características de nuestro proyecto. Para así ganar en eficacia, eficiencia y seguridad.

Post relacionados:


Sin comentarios