¿Cómo realizamos un estudio de aparcamiento?

Sin comentarios febrero 28, 2019

Cuando buscamos que los aparcamientos que necesitas sean los más adecuados, antes es importante saber qué tipo de vehículos van a ser estacionados y cuáles son las necesidades que deben satisfacerse durante el estacionamiento de cada vehículo. Básicamente, existen dos tipos básicos de distribución de los aparcamientos:

  • El estacionamiento en línea: consiste en aparcar de forma paralela junto a la acera, disponiéndose los vehículos uno detrás de otro. Este tipo suele ser el más utilizado para permitir a los usuarios el estacionamiento a lo largo de las vías cuando no se puede habilitar un espacio aparte para guardar los vehículos. El asiento del conductor, normalmente, acaba dando a la carretera, con cierto riesgo que ello entraña al desmontar o volver a montar en el coche.
  • El estacionamiento en batería: esta manera de distribuir el espacio sirve para que los vehículos estacionen en paralelo unos respecto a otros. Sin embargo, existen otros dos subtipos de aparcamientos en paralelo, según cómo se necesite distribuir los vehículos respecto a la acera u otra referencia.

¿Qué tipos de estacionamientos en batería existen?

  • En el estacionamiento recto, los vehículos se aparcan en ángulo recto respecto a la acera o la línea de referencia.
  • En el estacionamiento en diagonal, los vehículos se disponen formando un ángulo de cuarenta y cinco grados, aproximadamente, respecto a la referencia o la acera.

De cara a proporcionarte un diseño de aparcamiento adecuado, necesitamos saber antes si tus usuarios van a realizar cargas o descargas de sus vehículos, ya sean estos coches particulares o vehículos de mercancías y de pasajeros. Según el tipo de vehículo y sus funciones, las distancias entre ellos deberán ajustarse, aunque lo más habitual es recurrir al aparcamiento en batería para una mejor distribución y maniobrabilidad. Si necesitas más información sobre estudios de viabilidad para estacionamientos, contáctanos por email o teléfono.


Sin comentarios