La zona azul en todas las ciudades

Sin comentarios octubre 5, 2016

Hoy en día todas las ciudades y muchos de los municipios de España cuentan con un sistema para regular las plazas de aparcamiento, especialmente en zonas comerciales o de alto tránsito. Con este sistema, los usuarios de las plazas de aparcamiento deberán pagar por el tiempo que tengan el vehículo según una serie de tarifas.

Estos sistemas de aparcamiento son gestionados directamente por los ayuntamientos o empresas públicas que éstos designen, lo que provoca que haya una descentralización total y cada municipio establezca su propio sistema, funcionamiento, horarios, tarifas, sistemas de control y anulación de multas, entre otros. Estas disparidades llevan a diferencias de tarifas muy evidentes, yendo desde los 0,55€/hora de A Coruña hasta los 2,30€ de la ciudad de Barcelona.

Muchas de las ciudades que aplican un sistema de regulación del aparcamiento optan por diferenciar entre zona azul y zona verde. Por lo general la zona azul permite estacionar a todos los vehículos, tanto a los residentes del barrio como a los no residentes, durante un máximo de 4 horas.

Zona azul

En cambio, la zona verde es preferente para los residentes del barrio, por lo que los no residentes puede que no consigan aparcar o que lo puedan hacer con tarifas más elevadas que en la zona azul. Otras ciudades definen zonas con diferentes colores (naranja, rojo…) con lo que pretenden indicar a los usuarios la facilidad de encontrar plaza de aparcamiento en esa zona de aparcamiento regulado.

El hecho de que se ponga zona azul en el centro de las ciudades facilita el aparcamiento en esas zonas por lo que contribuye a la promoción comercial de la zona, pero además del coste que le supone a los usuarios del sistema, otro de los inconvenientes es la limitación del tiempo máximo que puedes estacionar el coche en esa zona, es decir, tienes que volver al coche para retirarlo o renovar el ticket de aparcamiento.


Sin comentarios