Comprender la ordenanza reguladora de aparcamiento en España

Sin comentarios noviembre 28, 2016

La Ordenanza Reguladora de Aparcamiento en España hace referencia a la posibilidad que tienen los municipios españoles de establecer una ordenanza de carácter municipal mediante la cual ciertas zonas del casco urbano quedan definidas como de aparcamiento especial, y para estacionar en ellas será necesario pagar un precio y obtener un tique. Básicamente hablamos de lo que en muchos lugares se denomina como Zona Azul, Zona Verde, O.L.A. u O.R.A.

Causas e intenciones

A la hora de explicar las causas por las que en un determinado lugar se establece esta Ordenanza Reguladora de Aparcamiento se esgrimen varias intenciones. La primera es meramente recaudadora, y es que para el ayuntamiento en cuestión puede resultar de gran interés obtener ingresos derivados de este tipo de tasas. La segunda es para dinamizar algunas zonas, propiciando que haya movimiento continuo de automóviles en las mismas y de esta forma siempre exista una posibilidad plausible de encontrar aparcamientos. Es por eso por lo que dichas ordenanzas suelen estar centradas en los centros urbanos de las ciudades, en zonas comerciales o en las cercanas a atracciones turísticas.

Por último, este tipo de ordenanzas también puede ayudar a que los vecinos de una zona con mucha demanda de aparcamiento logren estacionar sus vehículos de forma cómoda. En estos casos (por ejemplo, en barrios cercanos a los centros históricos de las ciudades) estos vecinos suelen tener una tarjeta de estacionamiento especial, con precios particulares, que les permiten aparcar allí durante todo el año y por más tiempo del usualmente establecido.

Como hemos señalado más arriba, cada Ordenanza reguladora es particular de cada ayuntamiento, por lo que las corporaciones son libres de establecerla o no y, en caso afirmativo, de fijar las condiciones propias para esa ciudad. Por ello, para estudiar directamente esta figura habrá que acudir, forzosamente, a la normativa local del lugar en cuestión.


Sin comentarios